FacebookTwitterRSSVimeoFlickr

Perú

Se inauguró la muestra individual del P. José Francisco Navarrro SJ

Con una nutrida concurrencia de jesuitas, artistas, amigos y público en general, se inauguró la noche del martes 12 de septiembre la exposición de pinturas del P. José Francisco Navarro SJ en la sala Bernardo Bitti de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima, espacio que él mismo ayudó a crear. 

“Exponer sus obras artísticas busca en primer lugar continuar la tarea iniciada por José Francisco, no dejar que se calle su palabra, su estímulo, su pasión por fomentar el crecimiento cultural a través del encuentro con la fuente de la verdad, de la bondad, de la hermosura, esas características de la realidad que son las que le dan al ser humano el fundamento de su esperanza, y las que nos sostienen en los sufrimientos y en la muerte”, señaló el párroco de Fátima, P. Carlos Cardó SJ, al inaugurar la muestra.

Tras hacer una remembranza de las obras que “Panchito”, como se le decía de cariño, realizó en la Parroquia y específicamente con los niños, cuya Eucaristía celebraba domingo a domingo, el P. Cardó subrayó que “José Francisco se dejó llenar por la fuente de la vida, cuya luz le hizo ver la luz”.

“Sabía que el santo es el prototipo de la humanidad lograda y a eso tendió. Por eso, al llegar a la meta, estoy seguro de que Dios le dijo al oído: “te has hecho bello por haberte acercado a la luz”. Estar en la luz es estar con Dios, estar en la belleza es estar con Dios, transmitir esa belleza es transmitir a Dios”, añadió.

El P. Cardó terminó su alocución con un llamado a seguir convocando y congregando en la sala Bernardo Bitti a los artistas, hombres y mujeres “que nos hacen ir más allá de lo que se ve, que contribuyen a saciar la sed de la búsqueda de lo infinito, que nos abren las puertas hacia la belleza, la verdad y la bondad más allá de lo cotidiano”, y recoger así la posta que nos legó el P. José Francisco para que la galería Bernardo Bitti mantenga sus puertas abiertas.

El P. Navarro falleció en enero de este año a los 58 años, dejando un hondo vacío en sus alumnos de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya, donde enseñaba Literatura Universal, Literatura Latinoamericana e Historia del Arte, y en sus innumerables seguidores, hombres y mujeres, de los talleres y cursos regulares que dictaba en la Parroquia de Fátima, para enseñar nuevas formas de descubrir y afianzar la fe a través del arte y la apreciación artística. 

Hablando a nombre de los artistas y amigos, Hortensia Moncloa Arias Schreiber, señaló que las pinturas que conforman la muestra son un homenaje y reconocimiento a su fructífera vida y son “como una ventana abierta a un retiro espiritual para transfigurarnos”.

“Nos dejó su pintura con distintos temperamentos, como oda de Dios sobre este gran teatro del mundo y, preferentemente, de sus periferias, con trazos de luz y de fuego. Desde ella, cruzó umbrales y orillas. Fraguó una síntesis entre pintura, literatura y sacerdocio en comunión de lenguajes vinculantes. Rodeado de una luz particular nos llenó de fe para ver y sentir desde el corazón. Nos entregó desde su pensamiento y todo su ser, anticipadamente, la belleza que encontró en el camino de regreso a la patria, a la casa del Padre”, expresó.

La exposición estará abierta al público hasta el próximo 23 de setiembre, en el horario de 9 a.m. a 12m y de 4 a 6.45 pm de lunes a viernes, y 9 a.m. a 12 m los sábados y domingos. 

(Con información de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima)

 

 

¿Dónde estamos?

Descubra las Plataformas Regionales y Redes de Obras que dan vida a nuestra misión en el Perú.
» Ver mapa

¡Suscríbase!

Reciba nuestras "Noticias para los Amigos" ingresando su correo electrónico:

Logo